Cardano

En este artículo te enseñaremos qué es Cardano, por qué se ha convertido en una de las criptomonedas más populares y qué saber antes de ponerte manos a la obra. Si te interesa comprar Cardano, ¡sigue leyendo!

¿Qué es Cardano y por qué arma tanto ruido en el mundo de las criptomonedas?

Cardano es una de las criptomonedas de mayor proyección y también una de las más populares del momento. Se trata de una criptomoneda de tercera generación bastante revolucionaria en su concepto ya que se considera una criptomoneda desarrollada de forma científica.

¿Que qué es eso, te oigo preguntar? Bueno, otras criptomonedas como Bitcoin o Ethereum utilizan lo que se llama una «prueba de trabajo». Esto significa que su protocolo original no era más que una idea, que no ha sido revisada ni verificada científicamente.

Sin embargo, Cardano no es así: al contrario, utiliza lo que se llama una «prueba de participación»: aplica el método científico y una revisión de pares a todo su proceso de desarrollo. Y por eso se conoce como la primera criptomoneda, o la primera cadena de bloques, de carácter científico. Esto es algo a tener en cuenta, si estas buscando un sitio donde comprar Cardano, sobre todo en un mercado tan convulso como el que tenemos en la actualidad.

Historia de Cardano

Cardano inició su andadura en el mundo de las criptomonedas en el año 2015. Esta criptomoneda fue creada por Charles Hoskinson, uno de los fundadores de la conocidísima Ethereum, tras abandonar el desarrollo de la misma por diferencias conceptuales con el creador de Ethereum, Vitalik Buterin. Básicamente, la idea de Hoskinson era que Cardano fuese una empresa privada, mientras que Buterin quería que funcionase como una empresa sin ánimo de lucro.

En cuanto al nombre, se le bautizó así en honor a un gran matemático del renacimiento, Gerolamo Cardano. En el mercado de criptomonedas, sus siglas son ADA en honor a otra matemática y una de las pioneras de la programación, la británica Ada Lovelace.

En el momento de su lanzamiento, Cardano consiguió captar aproximadamente 600 millones de dólares y a finales de 2017 había roto la barrera de los 10 000 millones. Aunque en estos momentos las criptomonedas hayan bajado su precio considerablemente, sigue contando con una importante capitalización de mercado.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de las criptomonedas como Cardano y la cadena de bloques?

Si quieres operar en Forex o si te interesa saber cómo comprar Cardano o cualquier otra criptomoneda, es altamente probable que ya te hayas informado de antemano. Pero conocer la tecnología que utiliza, la cadena de bloques, es una historia diferente. Como cualquier proyecto, la cadena de bloques tiene sus ventajas y desventajas, y aquí te enumeramos algunas de ellas. Comenzamos mencionando algunas de las ventajas:

  • Seguridad: es una de las principales ventajas de una red de cadena de bloques. Con su elevada protección mediante encriptación, sistemas como la prueba de trabajo o la prueba de participación y la protección contra el doble gasto, la convierte en uno de los sistemas más seguros que existen.
  • La descentralización implica que no existe organización u organismo gubernamental que pueda influir sobre el precio de las criptomonedas ni hacer que tu cartera valga menos (artificialmente, claro) de un día para otro, y menos de forma arbitraria.
  • Es un sistema transparente ya que cualquiera puede saber qué es lo que hace cada plataforma con las transacciones, al revés de lo que sucede con los bancos, donde nunca sabes qué están haciendo con tu dinero.
  • Disponibilidad total: esto es algo que tampoco puede decirse de los bancos, las plataformas de cadena de bloques están disponibles siempre.

No son las únicas ventajas, por supuesto. Si estás pensando en la compra de Cardano, seguramente esto ya lo sepas, pero las cadenas de bloques tienen una infinidad de aplicaciones y esta puede que sea la principal ventaja que poseen.

Pero claro, no es oro todo lo que reluce, y es que Cardano y el resto de criptomonedas todavía tienen algunas cosas a mejorar. Estas son algunas de ellas:

  • Es una tecnología todavía en desarrollo: tiene multitud de aplicaciones y posibilidades casi infinitas, pero también es cierto que todavía no se conoce todo el potencial que puede llegar a tener (aunque se intuye). Esto implica también un coste de implementación bastante elevado que dificulta su adopción por parte de las empresas.
  • Elevado uso energético y de recursos: este puede que sea el principal problema de las criptomonedas y de la cadena de bloques en general. Es un sistema que, a día de hoy, requiere de minería, lo que implica tener miles de ordenadores y equipos conectados entre sí y supone un consumo energético enorme. Hay otros sistemas que no precisan de equipos de minado específicos, pero a día de hoy el consumo energético es algo que conviene tener en cuenta.
  • No se puede recuperar una cuenta que se haya perdido: a diferencia de, por ejemplo, una cuenta bancaria en un banco (no importa que sea físico o digital), si pierdes las claves de acceso a tu dirección de la cadena de bloques no podrás volver a acceder jamás a ella. En el caso de las criptomonedas como Cardano, perder el acceso a tu monedero implicaría perder el dinero, no existe posibilidad de recuperarlo.
  • Es un sistema inalterable: aunque esta puede ser una ventaja también, lo cierto es que equivocarse a la hora de enviar un pago, por ejemplo, tiene la consecuencia inmediata de que esa transacción no puede modificarse. Si hemos sido víctimas de una estafa, o si simplemente nos hemos equivocado y hemos enviado una transacción a una cuenta incorrecta, el anonimato de la cadena de bloques provoca que no se pueda volver atrás: se habrá perdido para siempre.

¿Qué diferencias hay entre Bitcoin y Cardano?

El bitcoin fue la primera criptomoneda digna de tal nombre y, es, lógicamente, una moneda de primera generación. Por el contrario, Cardano es de 3.ª generación e implementa muchas cosas que suponen toda una revolución con respecto a su «padre».

Existencia de contratos inteligentes

Aunque Bitcoin es un sistema descentralizado, como cualquier otra criptomoneda, Cardano llevó esto más lejos. Gracias a la creación de los conocidos como contratos inteligentes, permite a sus inversores la escalabilidad, algo que no es posible con Bitcoin.

Mucha mayor velocidad a la hora de realizar transacciones

Una transacción con Bitcoin puede tardar varias horas en completarse, dependiendo de muchos factores. Sin embargo, las transacciones con Cardano pueden llevar tan solo unos segundos. Además, al contrario que Bitcoin, la tecnología está basada en una investigación revisada por pares, por lo que la seguridad está garantizada.

Un menor uso energético

Las transacciones con Bitcoin requieren de una cantidad de energía considerable y la huella de carbono del padre de las criptomonedas es muy elevada. Por su parte, el consumo energético de Cardano para crear un bloque es muy inferior, con lo que el impacto sobre el medio ambiente es también menor.

¿Para qué podemos utilizar Cardano?

El token ADA, nativo de Cardano, puede emplearse como una transferencia de valor, de una forma similar a como se emplea el dinero fiduciario. Pero lo que sucede con Cardano es que acaba de lanzar al mercado su propia solución de pagos, que ha recibido el nombre de ADA Pay. Esta solución de pagos ha sido descrita como «uno de los primeros pasos que eran necesarios para llevar Cardano (ADA) a todo el mundo», y en teoría permitirá a los comerciantes aceptar Cardano como método de pago, con liquidación instantánea.

En principio, esto es un paso adelante para poder emplear criptomonedas para pagar prácticamente cualquier cosa, pero de momento podrá utilizarse para pagar en cualquiera de los más de 40 000 establecimientos que utilizan la red Flexa en los Estados Unidos. Por ejemplo, ya podemos adquirir entradas para el cine tras una asociación con la cadena Regal Cinemas.

¿Qué es necesario saber para comenzar a operar con Cardano?

Muy bien, pues ahora ya has leído todo esto y te interesa mucho saber dónde comprar Cardano en España, es el momento de pasar a la acción. En ese caso, te recomendamos que prestes atención a nuestras recomendaciones para que puedas empezar a operar con Cardano con buen pie.

Preguntas Frecuentes

Las criptomonedas como Cardano también se rigen por la ley de la oferta y la demanda, por supuesto. Esto significa que si hay mucha gente que quiera comprarla el precio subirá, mientras que una falta de interés provocará que el precio baje. Aunque no tiene por qué, en general el precio de las criptomonedas se ve afectado por la bolsa tradicional y por el número de activos que haya disponibles en un momento determinado.
Esta es una de las primeras decisiones que vas a tener que tomar, y básicamente lo que has de tener claro es cuánto tiempo quieres (o tienes la disposición de) esperar para empezar a ver resultados, ya sean positivos o negativos. El largo plazo, por definición, es una medida más conservadora, puesto que le estaremos diciendo al mercado que estamos dispuestos a esperar. Operar a corto plazo significa optar por operar de forma más especulativa, con mayor riesgo y con la posibilidad de obtener mayores ganancias. Sea como sea, es imprescindible elegir una estrategia y seguir con ella.
La estrategia a la hora de operar con criptomonedas, al igual que en el mercado bursátil de toda la vida, depende en gran medida de la personalidad de la persona que invierte. Habrá perfiles que sean muy conservadores, otros que asuman muchos riesgos, pero la gran mayoría se encontrarán en un término medio. También hay que decidir si queremos hacerlo todo por nuestra cuenta, o si por el contrario queremos encargar lo complicado a una plataforma de confianza a la hora de operar con Cardano. Sea como sea, tendremos que elegir si queremos realizar apalancamiento, si queremos utilizar el scalping para ganar poco, pero de forma constante, etc. La decisión es solo tuya, pero sopésala bien porque es muy importante.
Es siempre necesario saber lo que se está dispuesto a perder, siendo fundamental conocer qué es una orden de stop y qué es una orden de límite. Para resumir, en el primer caso estaremos definiendo una cantidad a partir de la cual venderemos unos activos automáticamente. En el segundo caso, fijar una orden de límite hará que exista una limitación a las pérdidas que estés dispuesto/a a asumir. Cuando se haya alcanzado este límite, la posición se cerrará. Esto es algo muy útil para un mercado tan volátil como el de las criptomonedas y es completamente esencial conocer ambas herramientas.
Todas las inversiones conllevan riesgos y, en el caso de las criptomonedas, debido a su volatilidad, podría decirse que todavía más. Por ello, ten presente que podrías llegar a perder todo el dinero que inviertas, así que utiliza solo el capital que puedas permitirte perder. Si ya has decidido comprar Cardano, infórmate bien, elige una plataforma de confianza para empezar a invertir y toma siempre decisiones informadas antes de ejecutar cualquier operación. Y, sobre todo, te deseamos mucha suerte.